La Guardia Civil registró a primera hora de ayer miércoles 29 de Junio, dos sedes de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, en Sevilla, dentro de una investigación por supuestos delitos relacionados con el Programa de Conservación del Águila Imperial.

Tres agentes de paisano entrando, este miércoles,

en la Consejería de Medio Ambiente. | C. Márquez

Fuentes de la investigación han confirmado que la Operación Horus, que continúa abierta, se ha saldado por el momento con la detención de varios trabajadores y responsables del Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) de Sevilla.

Agentes del Seprona, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, se encuentran recopilando documentación sobre el plan de recuperación del Águila Imperial en la Casa Sundheim, sede central de la Consejería de Medio Ambiente, y en el edificio de la Agencia de Medio Ambiente en la isla de la Cartuja. Así lo han confirmado distintas fuentes a ELMUNDO.es, que ha corroborado 'in situ' la presencia de un vehículo camuflado en la sede de la Consejería.

De forma paralela, los agentes están registrando también las viviendas particulares de al menos tres funcionarios que trabajan en dicho programa de recuperación del águila. Las fuentes señalaron que los registros podrían enmarcarse en una operación iniciada por la supuesta venta ilegal de huevos de águila imperial.

El águila imperial es "la rapaz más amenazada del continente europeo", según la propia Junta de Andalucía, que tiene censadas unas 60 parejas en la comunidad autónoma, principalmente en las Marismas del Guadalquivir y en Sierra Morena, en las provincias de Sevilla, Córdoba y Jaén.

El Programa de Conservación del Águila Imperial ha permitido, además, la reintroducción de la especie en las comarcas de La Janda, en Cádiz, y Doñana, en Huelva, mediante el rescate de pollos caídos de los nidos, adultos heridos o nacidos de huevos que fueron retirados de los nidos por riesgo de supervivencia e incubados en el centro de cría de la Junta de Andalucía.

Saludos Revuyoneros