El título de este post puede resultarle al lector algo paradójico o incluso cómico, pero ni mucho menos es para tomárselo a guasa. Pues cada vez tengo la sensación más fuerte y repetida de que el medio ambiente en este país, comunidades, provincias o pueblos, no importa en absoluto. Y una de las cosas que me hace pensar esto, entre muchas otras, es el negro futuro que se presenta en especial a los Agentes de Medio Ambiente en Andalucía, éste colectivo presiento que se extinguirá en breve como la cosa siga por el camino que va.

Un poco de Historia:

El cuerpo de Agentes de Medio Ambiente son el resultado de otros colectivos que le han precedido. Será Alfonso XII, en el año 1887, quien cree el colectivo de Capataces de Cultivo mediante la Ley de Repoblaciones Forestales, habiendo dado ya en 1882 autorización para denunciar los daños que se causen en los bosques (Ley de Enjuiciamiento Criminal, art.283). En 1907, se hace especialmente preciso un Cuerpo que se ocupe de los montes y se crea el Cuerpo de la Guardería Forestal del Estado que estará regulado profesionalmente por el Reglamento de 1912, como consecuencia de los insultos, amenazas y agresiones físicas que sufren los Guardas Forestales, les faculta, a éstos, para: “defenderse con el arma reglamentaría” y se señala la importancia de “impedir los abusos y daños, antes de denunciarlos.” Durante la 2ª Republica Española se crea el Patrimonio Forestal del Estado. Los miembros del Cuerpo de Guardería Forestal Republicana serán, en ese momento, considerados Funcionarios Públicos. Por tanto se determina el acceso al Cuerpo mediante oposiciones y se declara oficialmente a los Guardas Forestales, Auxiliares de Orden Público.

Fotos de diversos Uniformes y medios de transporte

(Fotos Recopiladas de la Fototeca del INIA, no todas son de Andalucía pero podrían serlo)

Guarda Forestal en un Refugio de Montaña, Huesca en el año 1900

Guardas forestales en Almería en 1930

Guarda Forestal, Cantabria 1930

Guarda Forestal, Cantabria 1940

Guarda forestal D. Manuel González Gil, Cantabria ¿1950?

Flota de Coches de la Guardería Forestal en los Picos de Europa, Asturias 1950

Guardería Forestal con bicicletas el vehículo más utilizado, A Coruña 1952

Guardería Forestal motorizada en Espinosa de los Monteros, Burgos 1955

Para adelantarnos un poco en el tiempo no será hasta 1966 cuando se apruebe un nuevo Reglamento del Cuerpo Especial de la Guardería Forestal del Estado, dándole carácter de Agentes de la Autoridad, como elemento auxiliar de los servicios de Vigilancia y Seguridad del Estado, usarán el armamento reglamentario. Denunciando toda clase de daños, abusos e infracciones. No empleando modos incorrectos, eludiendo discusiones y altercados. No será hasta 1978 cuando los miembros de este cuerpo dejen de llamarse Guardas Forestales y en lo sucesivo pasen a llamarse Agentes Forestales. Pertenecerán a este cuerpo la Guardería Forestal del ICONA, a los que se unieron los Agentes de Vigilancia y Agentes Forestales, pertenecientes a la Consejería de Agricultura y Pesca y los Agentes de Medio Ambiente y los Auxiliares Técnicos Meioambientales encuadrados en la extinguida Agencia de Medio Ambiente. Este cuerpo está adscritos en la actualidad a la Especialidad de Agentes de Medio Ambiente del Cuerpo de Ayudantes Técnicos y a la opción Guardería Forestal del Cuerpo de Auxiliares Técnicos de la Junta de Andalucía.

Hasta la consolidación de la administración ambiental andaluza, con la creación en 1994 de la Consejería de Medio Ambiente, el grueso de funciones realizadas por este personal eran las contempladas para el Cuerpo Especial de la Guardería del Estado en el Decreto de 1966 y en el Real Decreto de 1982, relacionadas casi exclusivamente con temas forestales, cinegéticos, piscícolas, Espacios Naturales Protegidos y Vías Pecuarias. Nuevas funciones relacionadas con temas de conservación de flora y fauna, espacios naturales protegidos, prevención y calidad ambiental y con la zona de servidumbre del dominio público marítimo terrestre, entre otras. Conlleva la aparición de todo un corpus normativo novedoso en materia de espacios naturales protegidos y de medio ambiente urbano:

  • Ley 2/1989 por el que se aprueba el inventario de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía y se establecen medidas adicionales para su protección.
  • Ley 7/1994, de Protección Ambiental.
  • Ley 2/1992, Forestal de Andalucía.
  • Ley 5/99 de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales.

Estas leyes establecen un amplio régimen de autorizaciones y mecanismos de prevención ambiental al que deben someterse las diferentes actuaciones y que se fundamentan en parte, en los informes, actas, denuncias e inspecciones que sobre el terreno realizan los Agentes de Medio Ambiente.

Fotos de los Guardas Forestales Trabajando en Diversas tareas

(Fotos Recopiladas de la Fototeca del INIA, no todas son de Andalucía pero podrían serlo)

Recogida de datos meteorológicos en Sierra Nevada, Granada 1932

Guarda recogiendo datos dasométricos en inventariación montes de Soria 1950

Guarda Forestal al lado de un pino en resinación montes de Soria 1950

Guarda forestal paseando con su caballo entre zonas repobladas con pinos, Badajoz 1950

Guarda Forestal vigilancia en los montes de Cádiz 1950

Guarda Forestal vigilancia con su vehículo en la Jarosa 1968

Guarda Forestal, otra forma de vigilar el monte "Ardilla Forestal", en Peligro de Extinción. Cantabria 1950

Guarda Forestal en Refugio de Pescadores, Cantabría 1955

Guardas Forestale en un río, Cantabría 1955

Caseta de Vigilancia ante Incendios Forestales, Tarragona 1965

Guarda colocando el índice de incendio para los visitantes del monte, DF Soria 1967

Guarda señalando bolsones de procesionaria, plaga del pino en Zaragoza año 1970

Llamada de los Guardas para una partida de caza en Andujar, Jaen 1970

Para responder de una manera más adecuada y eficaz a estas nuevas necesidades de gestión en materia de medio ambiente, la ley 15/2001, por la que se aprueban medidas fiscales, presupuestarias, de control y administrativas, entre sus previsiones crea la Especialidad de Agentes de Medio ambiente en el Cuerpo de Ayudantes Técnicos de la Junta de Andalucía pero pronto se evidenció que el modelo de agentes de medio ambiente resultante de ésta se mostraba insuficiente para atender al reto planteado con la eficacia debida ya que no se conseguían los niveles necesarios de organización y evaluación en el colectivo, no abría posibilidad a la carrera administrativa de los funcionarios ni a la creación de unidades especializadas en los distintos y complejos campos de actividad que se abren a la atención del colectivo, tampoco delimitaba las funciones de los distintos puestos en los que se estructuraba y por el contrario se hacía una relación cerrada y tan pormenorizada de las competencias de los agentes de medio ambiente que de cara al futuro podría dar lugar a que agresiones al medio ambiente quedasen fuera del ámbito de actuación de los mismos.

Sin embargo, la Consejería de Medio Ambiente optó por no ampliar el Cuerpo y no está por la labor de sacar nuevas plazas de Agentes y no es que no hagan falta, sino que no debe de haber dinero en las arcas andaluzas para cuestión de Medio Ambiente (Si, para crear un puente faraónico que atraviese el Paraje Natural de las Marismas del Odiel). Además de tener a este colectivo abandonado en su totalidad, sin medios o en el mejor de los casos con los mínimos. El verdadero valor de las Leyes siempre pesan sobre la conveniencia del que las hace y es que las administraciones pecan mucho de ésto, pueden crear Decretos para quitar potestad y dárselas a otras empresas "públicas" como es el caso de Egmasa y la potestad en materia de Incendios. Sin embargo, las denuncias llevadas a cabo por las infracciones cometidas en cuestión de Medio Ambiente sobrevuelan los despachos (sujetados por hilos políticos) sin llegar a ningún puerto, ni plasmarse en ninguna sanción. Y si la cosa es muy descarada y se consigue una sanción ésta no se lleva a cabo con un pasotismo desbordante, como es el caso de Fertiberia.

En fin, este que escribe siempre ha querido ser Agente de Medio Ambiente y ha admirado la labor que desarrolla, pero no se si tendré la oportunidad de serlo, ya que este colectivo tiene todas las papeletas de extinguirse, en pro de un futuro más capitalista y de unos pocos. !!!Como siempre¡¡¡

Saludos revuyoneros